Últimos Titulares:

Black friday

noviembre 27, 2015 7 Columnas, La Lola se va a los puertos, Lo Ultimo No hay comentarios

Ayer se celebró la fiesta de “Thanks Giving”, o, al cambio, de Acción de Gracias, que se entiende mucho mejor. Es esta una fiesta que se celebra sobre todo en Estados Unidos y Canadá, y que, la verdad, me parece que tiene muy buen fondo. La idea de elegir un día del año, además así, sin fechas concretas, sino el cuarto jueves de noviembre (en EE.UU) o el segundo lunes de octubre (Canadá) -que queda como más romántico- para reunirse con familia y amigos y agradecer las cosas buenas que tenemos, me parece que es algo que nunca está de más.

La Lola

La Lola

Ahora que yo creo, que si la fiesta se ha popularizado a este lado del charco en los últimos años, no ha sido por el pavo, ni por la salsa de arándanos ni el pastel de calabaza. Que lo de organizar un cenorrio se lo seguimos dejando a ellos, que buenas ganas tenemos de ponernos a cocinar teniendo las navidades a la vuelta de la esquina. Eso sí, lo de comprar nos priva. Nosotros (sobre todo nosotras), nos lanzamos ahora al calendario para ver cuando es el día de acción de gracias para ver cuando toca el “black friday”, o sea, el día después.

¿Sabes de dónde viene el término del “Viernes negro”?. Pues yo sí, que me he informado. Parece ser que empezaron llamándolo así por los problemas de tráfico que se generaban en las ciudades al día siguiente de la cena de “Acción de gracias”, pero cuando lo empezó a poner de moda algún gran almacén, (que al fin y al cabo son los que realmente nos dicen cuándo son las fiestas importantes), el significado del término pasó a refierirse al cambio de color que experimentaban las cuentas de los comercios, que de estar “en rojo”, pasaban a negro. Fíjate tú de lo que te enteras leyendo a Lola.

El caso es que hasta los periódicos de gran tirada escriben artículos para que sepas qué marcas y locales comerciales van a ofrecer descuentos en día tan señalado (y no me refiero a los medios del Nuevo Continente, sino a los nuestros).

Pero espera, que después del viernes negro, viene el “Ciber lunes”, que es el lunes después de Acción de gracias y que consiste en ofertas de cuestiones informáticas. Vamos, que seguro que la mitad de los que se sienten agradecidos la noche del jueves lo hacen por adelantado por las cosas que se van a comprar los próximos días.

Y la verdad, no está la cosa para mucho consumismo, con el tema de la crisis y todo eso. Aunque tengo que reconocer que yo, en mi estudio mensual de movimiento de aperturas y clausuras de tiendas de mi barrio, estoy registrando cierta recuperación.

Por ejemplo, una zona comercial cercana a mi casa, y por la que paso a menudo, se había quedado un poco desangelada en los últimos tiempos con un montón de locales vacíos. Habían sobrevivido, aparte de los bancos (esos siempre sobreviven), una pequeña zapatería y una pastelería. Cuando ví que había movimiento en uno de los locales cerrados me dije: (es lo que me digo siempre, y seguro que tú también cuando veo que van a abrir una tienda) “¿Y qué pondrán aquí?”. Pues pusieron otra zapatería.

No te voy a narrar la “recomercialización” de la calle paso por paso, porque te aburriría, pero te diré que el “saldo” a finales de noviembre es (aparte de los bancos, insisto): una pastelería, una tienda de ropa y… cuatro zapaterías. No me preguntes por qué. No se si es una costumbre griega lo de abrir los comercios del mismo gremio unos al lado de los otros, pero a mí me tiene loquita, porque además ya lo había visto en otra zona del barrio, que en este caso se llenó de ópticas.

Yo, al ver que surgían zapaterías por doquier me sentí mal por la tiendecilla original, y cuando ví que un día tapaban todos los escaparates con papeles me dio mucha rabia. “Mira pobres, me dije, (como ves, me hablo mucho a mí misma) tanta zapatería nueva les ha jorobado el negocio”. Pues no. No cerraban: Ampliaban. Cogieron el local de al lado para hacer una zapatería mucho más grande. Como dice mi madre: “Quien te entienda, que te compre”.

Pero yo lo que realmente te quería decir hablando de compras y comercios, es que no te vuelvas loca y le pongas un poco de cabeza a la temporada consumista que empieza. Prefiere pequeños comercios a los grandes, ideas artesanales y originales a la moda del momento. No gastes más de lo que puedas permitirte y sobre todo, si puedes, acuérdate un poco de toda esa gente para los que “Viernes negro” significa que no les llega la comida al fin de semana y que son los verdaderos reyes del consumismo. Sí, porque se pasan años “con su mismo” abrigo y “con su mismo” par de zapatos.

Así que a compartir. Y si puedes darte tus caprichos espero que, al menos, (en Thanks Giving , o el día que más te guste) te sientas agradecido, a ver si encima te vas a cabrear por no haber llegado a hacerte con la mejor oferta, que te conozco.

Lola Larreina para AtenasDigital.com

Comenta este articulo:







Suscríbete a nuestro Boletín semanal

Síguenos

Suscríbete a AtenasDigital post a post

Cada vez que publiquemos algo, recibirás el artículo en tu buzón de correo.

Únete a otros 5.076 suscriptores

Publicidad

Ultimos comentarios

Publicidad