Últimos Titulares:

Chipre cierra un memorándum menos doloroso que el de Grecia, según experto

abril 4, 2013 1 Política, Lo Ultimo No hay comentarios

Flora Alexandrou. Nicosia, 3 abr (EFE).- Chipre puso ayer un punto final a sus negociaciones con la troika, al cerrar las condiciones para su rescate financiero, que a primera vista indican que este programa de ajustes no irá en perjuicio de la paz social y del crecimiento económico como ha ocurrido en la vecina Grecia.

«Quizás el memorándum de Chipre es el resultado de las experiencias de la troika en Grecia, donde el brusco ajuste fiscal tuvo resultados muy dolorosos» dijo hoy a Efe, el profesor universitario de Economía, Sofronis Cleridis.

El economista chipriota fundamentó su opinión en el que «el memorándum chipriota establece algunos parámetros esenciales de bastante positivos», como el hecho de que la tasa de interés solo sea del 2,5 % a 2,7% con una amortización de 22 años, y el comienzo del plazo de devolución tan solo dentro de diez años.

En el caso de Grecia, tan sólo después de mucho tiempo y al aprobarse el segundo paquete de rescate se acordó prolongar en 15 años el periodo de amortización y con una carencia de diez. Al mismo tiempo, se redujo a la mitad el tipo de interés, que inicialmente superaba el 6 %.

Asimismo, subrayó como punto importante el hecho de que el plazo de aplicación del programa de ajuste se haya prolongado en dos años sobre el plan inicial, de 2016 al 2018.

«Estos dos aspectos dan tiempo a Chipre y eliminan parte de la presión para el ajuste fiscal» opinó.

Por otra parte, Cleridis comparte con muchos otros analistas de este país que la «bondad» mostrada por la troika era «el mínimo» que podían hacer los acreedores internacionales para Chipre, a cambio del enorme sacrificio que se ha reclamado en el sector bancario, con la imposición de fuertes pérdidas a los depósitos superiores a los 100.000 euros.

«Su sector bancario sufrió un gran golpe y el problema más urgente, en este momento, es restablecer la confianza en el sistema financiero y eliminar las restricciones a los movimientos de capital», apuntó el economista.

Según algunos analistas, la imposición sobre los depósitos costó a Chipre unos 21.000 millones de euros y ha puesto en crédito dos generaciones.

A pesar de todo, los expertos coinciden en que Chipre tiene que poner en práctica con rapidez las reformas, como la reestructuración y la modernización de su sector público, la aplicación del plan nacional de salud, la apertura de los mercados, reforzar la competencia y las privatizaciones.

En el nuevo programa, al contrario que en el preacuerdo, se hace clara referencia a las privatizaciones de tres organismos estatales: la compañía de electricidad (AHK), la de comunicaciones (CYTA), y la autoridad portuaria, algo que podría según los observadores provocar la protesta de sus empleados.

La pregunta en este país mediterráneo que más se oye es: ¿tendrá éxito el programa?

«Eso nadie puede garantizarlo. Hay sólo una manera de descubrirlo: aplicarlo lo más correctamente posible; si no tiene éxito, podremos decir que la culpa no fue nuestra» responde Clerides.

«Este programa ofrece a Chipre una posibilidad de salir de las crisis y al mismo tiempo asegura la permanencia del país en la zona euro», apuntó el catedrático, consciente de que «la economía sufrirá una gran recesión en los próximos dos años debido a la caída de la riqueza nacional y del enorme golpe al sector de negocios internacionales». «El ajuste será doloroso, pero no hay soluciones fáciles» apostilló.

Por otra parte, Cleridis considera relevante que la troika aceptara «dejar a Chipre que administre como ella crea conveniente cualquier futuro ingreso proveniente del gas natural».

En un principio, la troika había previsto que todo ingreso futuro de la explotación de gas se destinara automáticamente a la reducción de la deuda.

Una estimación unánime de la prensa local es que, por mucho que las exigencias sean más o menos dolorosas, Chipre se puede olvidar de su pasado de bienestar.

«Una cosa es lograr atraer dinero de todo el mundo y otro cosa es saber administrar con sabiduría esta abundante liquidez», sostiene Clerides.

Respecto a las causas que llevaron a la crisis, en Chipre sigue predominando la versión de que fue la quita de la deuda griega, que costó a Chipre unos 4.500 millones de euros, un 25% de su PIB, por estar tan expuesta a la banca del país vecino. EFE

Comenta este articulo:







Suscríbete a nuestro Boletín semanal

Síguenos

Suscríbete a AtenasDigital post a post

Cada vez que publiquemos algo, recibirás el artículo en tu buzón de correo.

Únete a otros 5.076 suscriptores

Publicidad

Ultimos comentarios