Últimos Titulares:

Glamour

abril 11, 2014 7 Columnas, La Lola se va a los puertos, Lo Ultimo 1 comentario

Bueno, bueno, bueno… estamos que nos morimos de glamour, como diría Boris Izaguirre. Antes de ayer, sin ir más lejos, de inauguración de exposición de pintura, y encima, de “una de las nuestras”. No, la exposición no tiene nada que ver con la mafia, sino con las inmortales. Salomé Serra, ex inmortal ateniense y actualmente inmortal moscovita, es, por encima de todo lo demás, pintora. Y además buena, por lo que pude ver.

 

La lola

La lola

Nos invitó a todas a la inauguración en el Instituto Cervantes,  claro. Yo la conozco poco, por aquello de que solo he coincidido con ella las veces que ha venido a organizar algo de esta exposición precisamente, pero yo un sarao así no me lo pierdo ni loca. ¡Y qué bonito todo chica! Y no solo pinta, también trabaja la cerámica.

Allí nos fuimos todas de punta en blanco, que la ocasión lo merecía. Estuvieron presentes todas las fuerzas vivas de la comunidad española, el Embajador, el Cónsul, el Director del Cervantes… La jefa estaba que no cabía en la camisa. Encima va el director y le agradece, en su charla, que le hubiera presentado a Salomé. ¡Para qué queremos más! Iba, con su copa de vino en la mano, su sonrisa de estupenda y a dos palmos del suelo. Pero me callo, que aunque siempre sospeche que no me lee, no quiero jugarme la columna. Tú no te pierdas la exposición, está en el Instituto Cervantes hasta Junio. Puedes consultar en nuestra agenda todos los detalles.

“Telos pandon» (que dicen aquí, y que viene a ser nuestro “en fin”) que empezamos las celebraciones el miércoles y ayer seguimos y hoy no creo que nos vayamos a quedar en casa, siendo como es viernes. A la historia de la exposición le sumamos que empezamos las vacaciones de semana santa, y como en el cole les dan dos semanas enteritas, pues todo el mundo aprovecha para irse de viaje y claro, van a ser muchos días sin vernos. Cualquier excusa es buena.

Yo me voy a quedar por aquí, que tengo ganas de ver cómo celebran la pascua los ortodoxos, que me han dicho que la viven casi como nosotros la navidad. Vamos a ir a algún pueblito del norte. Ya te contaré cómo lo pasamos.

Y como va a haber muchos desplazamientos por carretera -aquí lo típico es irse a pasar la pascua al pueblo y todo el mundo tiene un pueblo- aprovecho para daros unos cuantos consejos “viales”.

El tráfico en Grecia, como todo el mundo sabe (y si no lo sabes, ya te lo digo yo) es tirando a caótico, y además, cuenta también con una serie de particularidades que conviene conocer, a saber:

Las rotondas: Al contrario de lo que pasa en casi todos los demás países europeos –por lo que yo conozco- aquí, en las rotondas, no tiene la preferencia el que circula por ellas, sino el que se va a incorporar. Esto es así por ley, no es que los griegos hayan decidido saltarse la regla a la torera. Así que si circuláis por una rotonda, acordaos de parar cuando haya algún coche que quiera entrar en ella.

El arcén: Esto, sin embargo, si que es fruto de la idiosincrasia helena. En los días en los que hay mucho tráfico en cualquier carretera del país, veréis que el arcén es utilizado, con toda tranquilidad (e incluso a la vista de la policía) como un carril más. Cabrea mucho ver cómo te adelantan por la derecha cuando tú estás parado en tu carril como dios manda, pero parece que es un uso generalizado. Y no quiero ni pensar la que se debe armar si algún coche averiado o accidentado necesita el arcén para lo que se supone que es. Pero es lo que hay, así que paciencia y cuidado.

Incorporarse a una calle:  En el resto del mundo, cuando quieres incorporarte a una calle y tienes que ir hacia la izquierda, normalmente esperas a que no vengan coches en ninguno de los dos sentidos, y entonces ahí vas tú… Pues aquí no. Aquí esperas a que no venga nadie por tu izquierda, y cuando eso ocurre, con cuidado, pero también con determinación, te plantas en medio de la calle, incluso parando la circulación, hasta que a) no venga nadie por el otro lado o b) algún conductor de buena fe te deje pasar. Mientras que esperas a que eso ocurra, hacer oídos sordos a los que te puedan estar pitando (la verdad es que no ocurre mucho, todo el mundo está de lo más acostumbrado).

Los motoristas: Yo fui motorista en mis años mozos, y cuando veía que un coche se apartaba amablemente para dejarme espacio para pasar entre los dos carriles (cuestión que, aprovecho para decir, no se debe hacer, una moto debería circular como un coche, pero entonces ¿cuál es la ventaja de ir en moto si no te puedes saltar el tráfico?), yo agradecía el gesto con la mano y pasaba con cuidado. Los moteros griegos, si no te apartas: a) te pitarán insistentemente para que lo hagas b) intentarán pasar igualmente con el consiguiente riesgo para tus retrovisores y tu carrocería  o c) te gritarán de todo (y encima en griego) o te darán un buen palmetazo en la ventana dándote un susto de muerte ya que probablemente, tú no te habrás dado ni cuenta de que venía un motorista. Así que, vista al retrovisor y a seguir la regla del “más vale prevenir que curar”.

Y tras estos consejos, os dejo, que tengo que decidir qué me pongo esta noche. Nos vemos el viernes santo. Felices vacaciones de semana santa para los que -como yo-  las tengan. ¡Vida de sacrificio!

Lola Larreina para AtenasDigital.com.

 

 

Hay 1 comentario en esta entrada:

  1. O. dice:

    Eso, felices vacaciones Lola!!!!! Pintate el ojo más a menudo, la pintura ya sabes,…..como la de tu amiga » top» pintora, embellece tanto el entorno que merece la pena, lo demás ya se encarga la vida de estropearlo….te espero el viernes santo.

Comenta este articulo:







Suscríbete a nuestro Boletín semanal

Síguenos

Suscríbete a AtenasDigital post a post

Cada vez que publiquemos algo, recibirás el artículo en tu buzón de correo.

Únete a otros 5.076 suscriptores

Publicidad

Ultimos comentarios

Publicidad